Hay veces en que el cliente acaba saturado por el exceso de publicidad que recibe a diario, ya sea por teléfono, correo electrónico, fax o cualquier otro medio de comunicación. Es por esto que muchas personas acaban suscribiéndose a la lista Robinson, una serie de directorios creados con el fin de ayudar a librarse del acoso publicitario.

Lo que hace esta lista es almacenar los datos de contacto que han recolectado de todas esas personas que expresan de forma voluntaria la decisión de no querer recibir publicidad. Se encuentra respaldada por la Asociación Española de la Economía Digital (ADigital), la cual vela por los derechos de protección de todo aquel que se suscribe a la lista Robinson.

 

Aspectos positivos

Con esta información pudiera parecer que son todo inconvenientes mirándolo desde una perspectiva empresarial, sin embargo, ofrece ventajas para la empresa si sabe respetarla, como son:

-Cumplimiento con la ley de protección de datos.

-Sirve de ayuda para saber a qué usuarios contactar y a cuáles no.

-Se evita la sanción por incumplimiento en comunicaciones comerciales.

-Permite conocer cuáles son los consumidores correctos para plantearles campañas comerciales.

 

 

Nuestro compromiso

En TGestión nos aseguramos de respetar y realizar todos los puntos mencionados arriba, evitando así una sanción o incumplir la ley de protección de datos.

Gracias a esto, las empresas que contraten nuestros servicios no se verán en la tesitura de una demanda o pérdida de clientes por la no revisión de la Lista Robinson, ya que siempre revisamos todos los aspectos necesarios para hacer un buen telemarketing.

 

Desventajas

Es conveniente saber las desventajas que supone si es enfocado desde la perspectiva de la empresa, ya que para el call center es un coste económico adicional debido a la necesidad de consultar la lista Robinson antes de llamar a los clientes.

Por otro lado, las pymes verán afectadas ligeramente sus ventas, pues hay un impedimento de llamar a las personas pertenecientes de la lista y, por tanto, se limita el número de posibles clientes.

 

Realizar una gestión adecuada

En definitiva, si tanto el call center, así como todos sus trabajadores, tienen los conocimientos necesarios acerca de la lista Robinson y es revisada constantemente para asegurarse de que no hay ningún incumplimiento de la ley de protección de datos, la lista no debería suponer problema alguno para la empresa.

Esta es la situación actual de TGestión, donde todo el personal está formado para realizar una un buen cumplimiento de la lista Robinson a la hora de hacer telemarketing.